Progresar con el Wingsuit

Todo empieza con un paso, en este caso, con el primer vuelo. Seguro que no olvidaras la emoción de volar por primera vez un traje de alas, y si has decidido seguir en frente y progresar en esta modalidad, no puedes dejar de leer este post.

Hoy en día el paracaidismo está lleno de aspirantes a pilotos de wingsuit. Pregunta a cualquier nuevo paracaidista a que disciplina quieren dedicarse, y lo más probable es que la mayoría votará por el vuelo con traje de alas. Esto es en parte, gracias a la popularidad de los vídeos virales sobre wingsuit BASE que circulan por internet  en los últimos años.

Seamos honestos: seguro que hasta tu madre está harta de ver la gente volar por la línea ‘The Cheese Grater’ en Aiguille du Midi (Chamoix– Francia). Y mientras que esa tendencia parece que va disminuyendo en algo (quizá también porque la divulgación de este vuelo en tierra también ha bajado) no hay escasez de iniciantes impacientes por hacer su primer vuelo con su ‘vestido de fiesta’.

Pero, para aquellos que ya han realizado los saltos necesarios, han hecho su FFC, y ahora están explorando la libertad del vuelo humano, ¿qué camino marca la mejor progresión en el mundo mágico de los ‘astronautas’ voladores de wingsuit?

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: voy a dejar de lado cualquier lealtad a la marca y sesgos personales hacia/en contra de los fabricantes. No habrá ideas o recomendaciones específicas para cada traje. Este post se trata de proporcionar algunas sugerencias simples y fáciles de seguir a través de una progresión segura y eficaz en el vuelo con wingsuit, desde tu primer traje hasta volar trajes más exigentes y de alto rendimiento.

Andrew Godfellow – autor del post

Si bien no hay duda de que trabajando serio con un traje pequeño es mejor que saltar rápidamente a un traje más grande, hay cierta divergencia en cuanto al tiempo que tu mentor (s), coach o saltador sénior puede sugerirte seguir saltando con un traje pequeño antes de realizar un ‘upsizing’ (incluso hay alguna discrepancia en cuanto a lo que se considera una iniciación adecuada… pero creo que gran parte de entrenadores FFC son capaces de llevarte correctamente por el camino).

Por mi parte, puedo decir que al haber realizado 150 saltos con un traje pequeño cuando empecé, fue suficiente para que pudiera volar con seguridad un traje más grande, tampoco hay duda en mi mente – mirando hacia atrás y con el beneficio de la retrospección – que habría seguido beneficiándome enormemente de evolucionar  el nivel de mis habilidades y dominar completamente el traje pequeño antes de dar un paso adelante y hacia arriba.  

Para dejar claro, los trajes de wingsuit pueden estar clasificados en una de tres categorías:

  • trajes pequeños
  • medianos
  • grandes

El diseño de un wingsuit no se resume en una de estas tres categorías, es apenas una forma simple y fácil para ayudar a guiar esta discusión.  Los trajes pequeños tienen sus alas cerca de las caderas y una cola que no llega a los pies. Los medianos en cambio, tienen las alas hasta casi las rodillas y la cola va recta a través de los pies. Ya los trajes grandes tienen un ala que llega hasta los pies y una cola que se extienda más allá de los pies.

La analogía obvia aquí es el tamaño del paracaídas. Es fácil quedarse babeando viendo vídeos online o viendo en la dropzone como otros vuelan sus diminutas campanas que más parecen una toalla de mesa (insertar aquí todos los clichés relacionados con los campanas pequeñas). Y en tu prisa por llegar a un paracaídas más pequeño y más ‘cool’, puedes saltarte algunas habilidades clave que deberías tener profundamente arraigadas en tu memoria muscular y vista usando una campana más grande y dócil/tolerante, antes de seguir con paracaídas más pequeños y agresivos.

La única diferencia aquí, es que con los wingsuit, lo contrario es lo correcto. Quiero decir ¿Quién quiere gastar 150-200 saltos con un pequeño vestido de bebé (en alusión a las campanas grandes)? ¿Alguien tiene tiempo para eso? ¿Hago lo correcto, no? Bueno…NO.

El problema con esta lógica es doble:

  • Cuanto más tiempo pases volando un traje pequeño, adquiriendo muchas habilidades y dominando el juego, mejor volarás un traje más grande. Esto significa que, dentro del juego, pueda que te conviertas en un mal volador si quieres ser más rápido y no tienes una base sólida de habilidades con un wingsuit de principiante antes de pasar a trajes más grandes.
  • Cuánto más superficie agregues (aumentando el tamaño del traje), es más desafiador y exigente volarlo. A medida que aumentas el tamaño, aumenta proporcionalmente el poder del traje, y también el peligro inherente en los giros planos, tirones duros, tirones, pérdidas de control, etc. Si bien es más potente en manos correctas, los trajes más grandes también pueden ser menos indulgentes caso el piloto cometa algún error. Esto es especialmente peligroso para los pilotos que saltan algún paso de su progresión aumentando el tamaño de su ala antes de tiempo.  

Los acontecimientos ocurridos recientemente han probado trágicamente que nadie es invencible a los efectos de un equipo mal elegido. Si hay algo positivo para aliviar las grandes pérdidas que sufrió nuestro deporte, son las lecciones que debemos aprender de quienes pagaron el precio más alto.

¡Elige siempre la herramienta más adecuada para el trabajo! No importa si estás en la montaña o en el DZ. Ejerciendo un buen juicio, tus posibilidades de jugar con seguridad son mucho mayores.

Parece bastante simple. Pero esto requiere una autoevaluación muy honesta del conjunto de tus habilidades, y una evaluación de qué tipo de trabajo (tipo de vuelo) deseas que la herramienta (el traje) realice… y en qué condiciones específicas/entorno. Siempre considera estos factores juntos y elija en consecuencia. Pero seamos reales, mi consejo tiene poco peso en relación con el encanto del cielo y los dioses del BASE que podrías estar viendo en constante repetición en tu feed de Youtube o Facebook. Y es más que probable que mis palabras también sean superadas por su propio ego y orgullo (eso lo sé de primera mano de mí mismo).

Así que le pregunté a alguien con un poco más de experiencia para compartir sus pensamientos – alguien que se ha convertido en sinónimo de progresión en el wingsuit – tanto en el cielo como en la creciente escena del wingsuit en el túnel… y también en lo que algunos definen como el pináculo de la progresión y del vuelo humano: el wingsuit jet-pack (vuelo con wingsuit a propulsión).  

En todos los lados, Jarno Cordia es una autoridad en el vuelo del wingsuit. Y con el beneficio obvio de sus +4100 saltos con traje e innumerables horas de I +D dedicado a analizar el vuelo y diseñar y probar trajes. Jarno tenía lo siguiente que decir sobre encontrar su propia progresión de winsuit:

<Pienso que demasiada gente mira los “buenos números” como muestra de estar en el control del juego. El hecho de que volar a cierta distancia o tiempo solo significa que tienes una buena sensación para el rendimiento del vuelo, pero en cuanto a la seguridad, el control real es donde reside la verdadera importancia.

Aprender a volar tu traje no solo de forma recta, pero en picado, varios tipos de giros, plano, empinado, suave, fuerte, de espaldas y haciendo toneles. Aunque no todas estas maniobras son habilidades necesarias para volar (especialmente) un traje más grande, cuando su único objetivo es competiciones de rendimiento o de BASE, en malas salidas o caídas, si son necesarias y tu conciencia espacial es la que marcará la diferencia.

También es importante darse cuenta de que “hacer dos docenas de saltos sin incidentes” no es lo mismo que “dominar un traje” y muy a menudo la gente confunde sus saltos sin incidentes como una señal de que están listos para ir a por un traje más grande. Asegúrate de que tienes el completo control antes de aumentar el tamaño de tu wingsuit y no lo hagas solo por hacer pensando que por volar en línea recta y hacer unos cuantos flares.

En términos de aprendizaje, los trajes pequeños proporcionan mucho más retroalimentación y resultados directos en términos de lo que estás haciendo. Sin embargo, actualmente, trajes más grandes parecen ser el foco. Y en la comercialización de varias empresas que tratan de vender trajes grandes como “el nuevo pequeño”. Ten en cuenta que al final, eres el que lo va a volar, y no los 10.000 saltos maravillosos de algún piloto que ves en los vídeos de marketing.

Nadie se ha vuelto un piloto peor por volar trajes pequeños y la mayoría de mis saltos personales aún sigo disfrutando usando un traje pequeño. Acrobacia y rendimiento… las maniobras y sentimientos reales no cambian. Al volar con la técnica correcta, cualquier traje de cualquier tamaño se puede volar igual. Solo ciertas técnicas que necesitan ser realizadas con movimientos más grandes o más pequeños,  pero todo el tiempo que gastes volando un traje pequeño nunca será un desperdicio.

Tanto en el salto BASE como en el paracaidismo, las habilidades aprendidas con un traje pequeño en términos de giros es de vital importancia a la hora de una respuesta de emergencia. Traje grande o traje pequeño, los insumos son los mismos, pero la respuesta en un traje grande es mucho más rápida y más agresiva, y a veces violenta. En todas las demás disciplinas, los problemas con el vuelo tienden a ser fijados con un fuerte enfoque en la habilidad. Un problema común en el vuelo con wingsuit es que los entrenadores, aunque no lo hacen como mala intención, a veces pueden influenciar mucho a los alumnos a buscar soluciones mágicas en lugar de centrarse estrictamente en la técnica. Esto hace que nuestra disciplina sea a veces cara ya que hay que recurrir a soltar billetes sobre el nylon, en lugar de habilidades.

Un equipo seguro es un factor en tu vuelo ya que no todos los trajes, modelos o marcas tienen el mismo grado de control y precisión. Decídete solo después de volar varios trajes de la misma categoría, ya que en los primeros saltos con un traje grande te sentirás como si te hubiesen dado un ‘jetfighter’ con postcombustión. Pero al final, es el control preciso lo que más importa, y en general, la mayoría de los fabricantes tienen modelos de tamaño similar en términos de capacidad.

Es la dirección y el control lo que más importa, ya sea volando de vientre, de espalda, acro, flocking o performance. Muchos fabricantes tienen trajes demo con el que podrás volar y familiarizarte más sobre el control de los mismos, lo que te permitirá informarte bien y tomar la mejor decisión, en lugar de basarte en la marca que tu coach (normalmente patrocinado) puede estar intentando venderte.

No hay duda de que poner tu enfoque estrictamente en el logro de habilidades  – en lugar de depender de números de salto, datos de vuelo positivos, o la falta de problemas volando un traje – es la forma más eficaz para medir una progresión segura.

Debo admitir que personalmente me arrepiento de no haber guardado mi traje pequeño, que ahora me gustaría tener para volar con pilotos más nuevos e ir tirando por el cielo de forma que todavía no soy capaz de hacer con tanta confianza con mi traje grande. Pero, como señaló Jarno: el dinero inevitablemente entra en juego. Y no todos podemos seguir lanzándonos a por nuevos trajes en la esperanza de convertirnos en mejores pilotos. Por lo tanto, con el fin de maximizar su valor y tu seguridad, por favor, considera preguntarte a ti mismo las preguntas planteadas anteriormente y que están relacionadas con el logro de habilidades y maestría, y así encontrarás la herramienta adecuada para el trabajo a medida que progresas.

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

Si quires que tu marca salga aquí ponte en contacto conmigo ;)

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *