¿Estás en la zona de riesgo?

¿Estás en la zona de riesgo? Como paracaidista, hay una docena de factores que debes conocer que te ponen en una zona peligrosa…

FACTORES PERSONALES

  • ¿Tienes entre 500 y 1000 saltos?
  • ¿Crees que tu manejo de la campana es superior a la media para los saltos que tienes?
  • ¿Eres varón?
  • ¿Has bajado el tamaño de tu campana o comprado una de mayor rendimiento en los últimos 100 saltos?
  • ¿Tienes un trabajo estresante?
  • ¿Has hecho uno o ninguno curso de campana?
  • ¿Eres un volador de túnel muy experimentando pero con poca experiencia en el paracaidismo?
  • ¿Saltas con paracaidistas con mucho más experiencia que tú?

FACTORES SITUACIONALES

  • ¿Estás cansado, fuera de forma o tienes una lesión?
  • ¿No estás al día con el deporte?
  • ¿Estás saltando en una nueva DZ/Evento?
  • ¿Tienes familia o pareja?

Si respondió SÍ a al menos la mitad de estas preguntas… estás en la zona de riesgo.

Sí respondió SÍ a la mayoría de estas preguntas… podrías estar fácilmente en la zona de muerte.

Lesley Gale preguntó a varios instructores y responsables de seguridad en todo el mundo, desde su experiencia, qué factores ponen a los paracaidistas en riesgo de sufrir un accidente en paracaidismo. La lista anterior se compila a partir de sus comentarios y experiencia colectiva en el deporte, y estos factores fueron repetidos muchas veces por diferentes coaches. 

Factores Personales

Echemos un vistazo más de cerca a cada uno de esos factores que están interrelacionados.

1. Número de SALTOS

Shannon Har-Noy Pilcher comentó: «dentro del equipo original de PD Factory, llegamos a una sensación colectiva de que entre 600 y 1,000 saltos es la zona de peligro… A medida que viajamos por el mundo y nos convertimos en maestros en el deporte, hemos visto eso «

¿Por qué este rango de saltos representa la zona de peligro? Porque puede ser una etapa de exceso de confianza. Has estado en el deporte el tiempo suficiente para pensar que sabes más de lo que realmente sabes. Lo que nos lleva al siguiente factor…

2. Exceso de CONFIANZA

Si crees que manejas la campana mejor que el promedio, esto puede ser cierto, o puedes estar demasiado confiado. Shannon se expandió en su respuesta de la siguiente manera:

Se trata de los 4 niveles de dominio:

  1. Incompetencia inconsciente: no sabes lo que no sabes. La ignorancia es grata.
  2. Incompetencia consciente: sabes lo que no sabes. «Wow, todavía tengo mucho que aprender».
  3. Competencia consciente: sabes lo que sabes… y lo que sabes no es suficiente para muchas situaciones… así que esa es la zona de peligro.
  4. Competencia inconsciente: no sabes lo que sabes… esta es la maestría que Malcom Gladwell dice que se obtiene después de 10,000 horas de repetición.

“Me rompí el fémur cuando tenía 600-700 saltos y un año después me rompí la espalda con menos de mil saltos. Desearía haber sido consciente de esta fase, la competencia consciente, de saber que estaba en la Zona de Peligro cuando empiezas a estar demasiado confiado » Shannon Pilcher.

3. Eres VARÓN

Aunque los números van cambiando, el paracaidismo es un deporte que sigue siendo mayoritariamente masculino, por ello, es un hecho que proporcionalmente mueren menos mujeres que hombres.

«Estadísticamente, las mujeres mueren en números mucho más pequeños que su representación en el deporte. Las mujeres no parecen estar tan obsesionadas con el reconocimiento y la presión de grupo y es más probable que tomen decisiones sabias sobre cosas como no saltar en condiciones marginales, carga alar, planes de salto demasiado ambiciosos, etc. «

Bryan Burke, asesor de seguridad y capacitación de Skydive Arizona.

4. ¿Estás saltando la CAMPANA correcta?

¿Recientemente has bajado o cambiado tu campana a una de mayor rendimiento? Ten en cuenta que el margen de error si se encuentra en una situación complicada se reduce enormemente.

«Mi mayor bandera roja personal siempre entra en juego con personas que confían demasiado en sus propias habilidades. Aquellas personas que vuelan campanas muy por encima de su conjunto de habilidades. He visto a muchas personas que no estaban volando la campana correcta o el tamaño correcto, que han tenido accidentes que probablemente no habrían sucedido si hubieran estado volando con la campana adecuada «.

“Lo más angustiante es que este tipo de paracaidista siempre estará activo. Desde personas realmente tontas hasta personas super inteligentes y altamente calificadas: es una cierta parte de su carácter que todos tienen en común. Falta entender o creer que no tienen el talento que necesitan para volar con seguridad un paracaídas en todas las circunstancias. Definitivamente estarán más seguros cuando reciban entrenamiento de campana, pero si no tienes el talento, solo entrenar no evitará que ese accidente suceda « Grim Swinnen, Flight-1 instructor

5. ¿Tienes un TRABAJO de alta presión?

Quizás te preguntes qué relevancia tiene para los accidentes de paracaidismo. Bryan Burke explica…

«He visto una correlación muy alta entre las personas que tienen trabajos peligrosos, o que tuvieron mucho éxito en los negocios, y los errores de cálculo graves de paracaidismo. En particular, los hombres a menudo creen que un alto nivel de competencia en un campo, especialmente uno desafiante, significa que son más competentes que la mayoría de las personas. Lo que es como decir que ser un buen guitarrista debería hacerte automáticamente un gran piloto de campana de alto rendimiento «.

6. Falta de ENTRENAMIENTO

La bandera roja número 1 de Pete Allum es alguien que no comprende bien todos los elementos del control de campana. Si solo has hecho uno o cero cursos de control del paracaídas, probablemente no comprendas las diversas formas de volar una campana.

«Definitivamente, el factor clave es la falta de adquisición de habilidades y desarrollo en una proporción igual o mayor a la tasa de asunción de riesgo creciente. Sin duda, esta es una receta defectuosa. Desafortunadamente, no siempre es fácil para nosotros reconocer esta falla en nuestra perspectiva, esta es la falta de «experiencia» que se muestra. La experiencia nos hace reconocer nuestros errores antes de que se conviertan en accidentes.

Jason Moledzki. PD

“La sabiduría proviene de la experiencia, la experiencia se obtiene como resultado de haber cometido errores, los errores ocurren cuando asumimos riesgos… Hay dos formas de sobrevivir corriendo riesgos: buena suerte y buen entrenamiento. Para mí, tomaré una porción saludable de suerte junto con el mejor entrenamiento que pueda obtener «.

7. VOLADOR DE TÚNEL altamente experimentado con experiencia de paracaidismo relativamente baja

«Los voladores de túneles expertos con una experiencia de paracaidismo relativamente baja, especialmente los freeflyers, tienden a desorientarse, su reloj interno está apagado y entran en saltos grandes o técnicos fuera de su nivel de habilidad. Es fácil pensar que ser un volador de túnel increíble lo convierte automáticamente en un paracaidista experimentado, pero se requieren innumerables conjuntos de habilidades adicionales. A veces las personas están nerviosas de acercarse a ellos ofreciéndoles ayuda o consejos sobre seguridad o asuntos relacionados con la campana, porque son muy buenos voladores»

Julian Barthel. Fligth-1

8. Ser parte de un grupo de paracaidistas mucho más avanzados (con campanas más pequeñas)

«Es fácil dejarse atrapar por la creencia de que puedes volar campanas pequeñas porque tus compañeros lo hacen. Esto es especialmente peligroso si se combina con el factor del túnel mencionado anteriormente ”, comentó Julian Barthel, instructor de Flight -1. «La presión de grupo puede agravar este problema para las personas que están motivadas extrínsecamente, el deseo del respeto de los demás a su alrededor los empuja fuera de su alcance para tratar de demostrar su valía».

Por otro lado, es importante no pensar que el coaching puede sustituir a la verdadera experiencia mundial. Como el entrenamiento de alto nivel es más accesible y asequible que nunca, esto puede inducir a los saltadores a sobrestimar su capacidad. Las habilidades de supervivencia son muy diferentes a las habilidades de caída libre, pero existe el peligro de asumir de son un conjunto, y no es así.

Progresar demasiado rápido

Los factores 7 y 8 son ejemplos de una tendencia arriesgada en el deporte, que consiste en que las personas están progresando demasiado rápido en proporción desequilibrada a su seguridad, como explicó Andy Pointer, Skydive Algarve.

“Vemos que las personas vienen a entrenar 1 en 1 durante los fines de semana, y luego, de repente pasan de saltar a 2 a saltos grupales de 10. La capacidad de vuelo corporal no lo es todo y la conciencia es algo que es muy difícil de mejorar artificialmente, incluso con un nivel muy alto de entrenamiento 1 a 1. Otro ejemplo perfecto es la expectativa de que las horas en el túnel se traduzcan directamente en la experiencia de salto grupal».

«Y es el mismo proceso con los tamaños de campana. Regularmente tengo personas con menos de 1000 saltos que piden saltar Velos, JVXs, incluso Valkyries y Leias. Y siempre han hecho innumerables cursos de canopy y tienen un par de referencias. El problema es que los pocos saltos bajos que han hecho abriendo alto, son saltos dedicados a la campana con espacio aéreo despejado, donde aterrizar en la diana es casi una certeza.  Desafortunadamente, no siempre tienen mucha experiencia aterrizando fuera, con mucho tráfico de campanas o recuperarse de giros bajos (para dar algunos ejemplos), en campanas más lentas y más indulgentes. Cuando estas situaciones se producen con una campana cross-braced, rápida, nunca han tenido que lidiar con ellas antes, y es posible que no tengan la habilidad para solucionarlo a tiempo.

El coaching es necesario. Esencial. Y el progreso siempre será mucho más rápido con un entrenador que sin él. Pero la experiencia también es esencial, y se sólo adquiere a través de muchos saltos y muchos años. Soy testigo de personas que intentan sustituir una por la otra. No quiero que esto suene desalentador: las personas deben recibir todo el entrenamiento que puedan y pasar a saltos divertidos y desafiantes cuando estén listas. Solo ten cuidado de alejarse demasiado de tu zona de confort y recuerda que la conciencia y la experiencia son tan importantes como la capacidad física de vuelo. Encontrarse en medio de un salto o aterrizar un paracaídas que de repente se siente fuera de tus capacidades es un lugar muy desagradable«

FACTORES SITUACIONALES

Los primeros ocho factores son más personales y son especialmente peligrosos cuando se combinan con cualquiera / todos los cuatro factores situacionales:

9. Fuera de forma para saltar

«No estar preparado física o mentalmente es un gran problema. Esto incluye problemas físicos, lesiones, cansancio, uso indebido de sustancias / alcohol, falta de vigencia con los procedimientos de emergencia «.

Pete Allum, Flight-1

10. No estar al día

No estar al día es un problema real ya que tu conciencia, percepción, conjunto de habilidades y juicio dependen de la exposición reciente al entorno de caída libre / campana.

“Las personas que dejan mucho tiempo entre salto y salto están en peligro. Que tengan un número de saltos medio hecho en un largo periodo de tiempo (como 1000 saltos en 20 años). Son personas con baja capacidad para su experiencia «. –Julian Barthel, Flight -1

Estar al día debe considerarse como una capacidad a más largo plazo. Alguien puede cumplir con los requisitos de una DZ o una federación, pero seguirá teniendo 300 saltos en 15 años. Estas personas realmente nunca han estado al día. Siempre se trata de cumplir con los criterios para poder saltar y luego tomar otro descanso. Son una gran zona de peligro para mí y también una que a veces puede pasar desapercibida ”. –Andy Pointer, Skydive Spain

11. Saltar en una nueva DZ

Es común tener accidentes en una nueva DZ, especialmente después de un largo viaje. Lo mejor es hacer un salto bajo o solo para comenzar, y así minimizar tu sobrecarga.

«Un grupo con mayor riesgo son los paracaidistas que viajan, especialmente aquellos que se van de vacaciones por primera vez a un divertido boogie en un país extranjero, donde las reglas del paracaidismo son más flexibles que en su propio país «

Dedric Hourde, PD

12. ¿Tienes familia o pareja contigo?

Ten en cuenta que esto puede cambiar tu mentalidad.

«Es común tener accidentes al tratar de impresionar a una nueva o posible futura novia o familia, o cuando no estás completamente enfocado en el paracaidismo porque estás distraído por familiares o amigos». – Dedric Hourde, PD

Resumen

Entonces, ahí lo tenemos, los 12 factores más importantes que significan que un saltador está en riesgo. Por supuesto, están relacionados. Todos los paracaidistas consultados destacaron el exceso de confianza como un gran factor de riesgo, que luego se extiende a otros factores, como elegir una campana demasiado deportiva y hacer saltos que tienen demasiado riesgo para tu experiencia y/o condición predominante.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Puedes reconocer a alguien en tu zona de saltos que cumple todos estos requisitos. Puedes tratar de hablar con ellos, de manera no agresiva, acerca de tomar buenas decisiones. Por ejemplo, haciendo saltos en pequeño grupos en situaciones de bajo estrés al principio si llevas tiempo sin saltar o no estás al día, y aumentando gradualmente, tal vez con una campana más grande para empezar.

Como dijo Brian Germain en su excelente artículo, ¡DI ALGO!, si no decimos nada, o somos ineficaces debido a nuestra falta de comunicación, tenemos un grado de responsabilidad en nuestras manos si se produce un accidente.»

Es posible que hayas marcado la mayoría de las casillas, pero todavía no crees que este artículo se aplique a ti. ¡No estás en riesgo, eres un gran piloto de campana! 

El problema con el exceso de confianza es que es muy difícil de reconocer en uno mismo. 

Es más fácil de ver desde el exterior. Los paracaidistas más experimentados, leyendas, han mirado hacia atrás a sus seres más jóvenes y reconocen una etapa de exceso de confianza.

Intenta comprender las cuatro etapas de competencia e identifica si puedes estar en la zona de peligro. Si diferentes personas, otros saltadores, instructores, entrenadores, están hablando contigo sobre tus habilidades / opciones de campana, probablemente tengan una buena razón. Por difícil que sea para ti creer que podrían estar en lo cierto, si puedes suspender tu incredulidad el tiempo suficiente para escuchar, esto podría salvarte la vida.

  • ¿Sientes que algunas de las reglas de la DZ no se aplican a ti?
  • ¿O que no hay ninguna razón por la que debas esperar hasta X número de saltos antes de usar esa cámara / bajar de campana / hacer freefly?
  • ¿A veces te olvidas chequear el equipo o encender tu AAD?
  • ¿Sientes que te culpan por los errores de los demás?

Todos estos son síntomas de exceso de confianza y complacencia. Otro síntoma de complacencia es la falta de conocimiento o interés en tu propio equipo, confiando en que otros lo revisen y te informen cuando necesita mantenimiento.

“Para mí, los mayores problemas son la complacencia y el orgullo. La gente simplemente asume porque lo ha hecho antes de poder hacerlo de nuevo. La mayoría no sabe si estuvieron cerca de la línea y si el resultado podría haber sido diferente. Todos tenemos que parar y pensar después de cada salto, ¿la caída libre fue según lo planeado y mi patrón de aterrizaje y aterrizaje fueron buenos?

Noel Purcell, Chief Instructor, Skydive Hibaldstow

«Solo unos segundos para pensar podrían evitar algo en el futuro. No digo que debamos obsesionarnos después de cada salto. Pero necesitamos pensar, y si no estamos seguros, ve a pedir ayuda o entrenamiento. Es nuestro orgullo lo que nos impide pedir ayuda, y eso puede ser costoso «.

Alimentando el pensamiento
Lesley Gale termina el artículo con un extracto de un correo electrónico de Bryan Burke: “Hace unos años, hablé con un chico que visitaba [Skydive Arizona] desde Europa y que hacia giros bajos constantemente con un paracaídas al que acababa de hacer un downsized recientemente. Tuvo que cortar casi todos los aterrizajes. La segunda vez que hablé con él (después de hablar con sus amigos, que estaban muy preocupados) solo le hice algunas preguntas.

  • «¿Cuántos años tienes?» ‘Treinta’
  • «¿Cuántos saltos tienes?» ‘Poco más de 1.000’
  • “¿Cuántos saltos hiciste con tu paracaídas anterior antes de comprar este?” ‘Trescientos o cuatrocientos’
  • «¿A qué te dedicas?» Estoy en el ejército.

“Acabas de marcar cuatro de cuatro casillas. Asegúrate de que todos tus documentos estén en orden en caso de que termines en el hospital o mueras”.

Post publicado originalmente en www.skydivemag.com/new/danger-zone en junio de 2020

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

...

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.