Entonces… ¿Quieres saltar con un tandem?

En primer lugar hay que entender que saltar con un tándem no es una actividad que debemos utilizar para aprender o practicar. Puede acompañar a su amigo / familiar, pero solo cuando hayas comprendido y tengas controlado los detalles importantes además de tener un plan específico para este salto.

Podemos empezar con el hecho de que el pasajero y Tándem Master tienen su salto bajo control y se llevará a cabo de una manera completamente segura. Una tercera persona volando alrededor no debe asumir el control del salto, en caso de que cambie esta premisa importante.

El tándem master, igual que un piloto o capitán, está a cargo del salto.

El tándem master es el encargado

Llevar un pasajero es una gran responsabilidad para cada instructor, que debe garantizar la seguridad del alumno por encima de todo. El pasajero ha pagado para divertirse y probar una experiencia increíble. Hay que respetar eso y entender que el instructor está a cargo del salto. Al igual que un piloto en un avión, o un capitán de un barco, el instructor tándem ha recibido una formación específica para mantener el salto seguro. Una persona con poca experiencia que salta con el tándem puede poner esto en riesgo, pero un paracaidista muy experimentado también podría hacerlo.

A menudo sentimos que somos lo suficientemente buenos para acompañar a nuestro amigo en su salto y no aceptamos las recomendaciones del instructor ‘por qué sabemos lo que estamos haciendo’. O bien, el instructor no se atreve a establecer unas normas del salto porque sabe que somos un paracaidista con mucha experiencia, pero eso no cambia esta premisa: – el tándem master, como un piloto o capitán, está a cargo del salto.

¿Qué hay de diferente entre un salto tandem y un salto ‘normal’?

  • El instructor está a cargo de una persona que no conoce el deporte.
  • El peso es el equivalente a dos personas, por lo que hasta que el instructor no suelte el drogue, la velocidad de este “paquete de dos” será mayor que la tuya.
  • El piloto tándem despliega el drogue para frenar.
  • El instructor tiene un alcance muy limitado en los movimientos de evasión al lanzar el drogue durante la caída libre.
  • En la apertura, el tándem tiende a bajar pocos metros, con respecto a otros paracaidistas que vuelan cerca.
  • Es posible que el instructor no sea consciente de nada más que de su pasajero y cada uno puede reaccionar de forma diferente caso necesite hacer correcciones o aplicar procedimientos para mantener el salto seguro y que el pasajero disfrute.

Recomendaciones

Es importante mucho cuidado  y tener claro varios puntos si saltas o grabas un tándem:

Planificación

Lo primero como siempre es planificar el salto. Esto debe hacerse de conformidad con el instructor: ¿quién va a ir dentro/fuera del avión? ¿quién da la salida? Si se puede agarrar ¿a qué altura se rompe y cómo es la separación? Las señales de comunicación, etc.

Embarque

En el momento de embarcar, como con cualquier salto, el orden de salida implica un orden de embarque inverso. Es probable que se coloque en el extremo posterior del avión así que estate listo para embarcar a tiempo.

Es esencial que quién quiera saltar con un tándem master y su pasajero sea un paracaidista experimentado, capaz de saber lo que se requiere para hacer un salto seguro y divertido.

Salida

Ten mucho cuidado al salir, especialmente cuando se sigue el tándem, como unos pocos segundos después de la salida del tándem master va a lanzar el drogue ¡y no queremos que nos dé en la cara! Por lo tanto, tenemos que tener cuidado de no acercarnos demasiado, y definitivamente no por encima. Si inadvertidamente llegamos demasiado cerca del drogue, tenemos que evitarlo, como evitamos una persona en caída libre, sin fijarse en ella.

Al salir por la puerta el tandem cogerá mucha aceleración por lo que puedes necesitas velocidad al principio (¡pero siempre manteniéndote en el lado seguro!)

Si salimos antes que el tándem, tenemos que entender que la aceleración de este será mayor que la nuestra, y calcular nuestra trayectoria de vuelo para asegurar no golpearlos, o ganar una gran separación.

Enfoque

En la aproximación, especialmente en el vuelo, hay que prestar atención al drogue, enredarse con la brida podría dar lugar a un incidente grave.

Recuerda que hay una burbuja detrás de la gente en caída libre, por lo que no hay que volar por encima del tandem o podríamos caer sobre ellos. Al acercarse desde abajo, hay que tener cuidado de nuestra propia burbuja, por lo que no meterse debajo del tándem, o podría ser una mala caída.

Tanto si viene desde arriba o abajo, hay que intentar estar en el mismo nivel que el tándem, igualar su tasa de caída, y luego avanzar con suavidad, lentamente y – muy importante – en un ángulo que el instructor pueda vernos.

Grips

Si queremos agarrar al tándem, es importante que nunca agarremos al instructor. Cualquier agarre debe ser con el pasajero, y solo si está incluido en el brief.

Separación

Una vez que la caída libre ha terminado es hora de abrir, el instructor hará una señal de que abrirá el paracaídas. Ahora bien, es vital hacer una pequeña separación, porque cuando el instructor despliegue la campana el paracaídas el tandem caerá aproximadamente 1,5 metros por debajo. Por lo tanto, si nos mantenemos cerca podríamos entrar en su espacio, y caer sobre ellos justo el paracaídas se esté abriendo – con consecuencias obvias.

Vuelo y aterrizaje

El tándem siempre tiene el derecho de paso en el vuelo y en el aterrizaje, no debemos obstruirles en momento alguno.

Debido a todos estos detalles importantes, es esencial que las personas que quieren saltar con un tándem sean experimentadas, paracaidistas que sepan volar bien y sepan lo que se requiere para hacer un salto seguro y divertido.

Qué hacer

Recuerda las tres cosas más importantes

  • Nos centramos en seguir el plan, para que el salto sigua siendo seguro.
  • Considera que más le gustaría al pasajero, no nosotros.
  • Seguir las reglas del tándem master y respetar la forma en que él / ella trabaja. Cada uno tiene su propia manera de hacer su trabajo en el que se siente cómodo y tiene el control, no tratar de cambiarlo.

NO HACER

Querer practicar nuevas habilidades o algo que todavía no hemos aprendido con el tándem, o insistir en unirse al salto porque el pasajero es nuestro amigo, novio, familia o el deseo de ser el ‘héroe’ frente al pasajero, en lugar de ayudarle a que tenga un gran momento – estas son las razones equivocadas; estamos arriesgando la seguridad del salto y es algo que siempre debemos evitar.

referencias: skydivemag.com – So, you wanna jump with a tandem

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

Si quires que tu marca salga aquí ponte en contacto conmigo ;)

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *