Diferencias entre paracaidismo y túnel de viento

Los túneles de viento verticales nos han permitido simular la caída libre sin tener que saltar de un avión. Los paracaidistas adoran la idea debido a la estrecha relación entre ambos deportes. Sin embargo, para la mayoría de la población, el concepto de volar con su cuerpo en un túnel de viento es aún extraño.

¿Y cómo se compara el paracaidismo indoor con saltar desde un avión?

En pocas palabras, el túnel de viento simula la parte de la caída libre del paracaidismo. Los participantes aprenden a volar su cuerpo en una columna de aire que se genera sintéticamente dentro de una estructura de vidrio cerrada y controlada. Hay una serie de similitudes y diferencias entre el paracaidismo tradicional y el paracaidismo de interior.

Este artículo está dirigido a responder esta pregunta fundamental ¿Cuál es la diferencia entre paracaidismo y túnel de viento?

SIMILITUDES

“¿Se siente lo mismo que saltar en paracaídas” Esta es la pregunta habitual que se hacen los que van a volar por primera vez en el túnel de viento. La respuesta es sí y no… Ya os explico: el paracaidismo de interior simula la parte de la caída libre igual que el salto de un avión y el control del cuerpo es el mismo. Sin embargo, la emoción de saltar desde 4000 metros no se puede experimentar sin hacerlo realmente.

La caída libre desde un avión en un salto “normal” dura entre 45 y 60 segundos más o menos. Los simuladores de paracaidismo han desarrollado una forma de “convertir” esa sensación e incorporarla en un ambiente controlado como los túneles, sin limitación de tiempo. Al igual que el paracaidismo, el túnel de viento es capaz de reproducir altas velocidades de viento que permite a los voladores volar de forma segura en el chorro de aire.

DIFERENCIAS

Altitud: los paracaidistas convencionales generalmente saltan del avión desde 10k -13k pies (unos 4000 metros). El paracaidismo indoor elimina esta altura. Cuando se vuela en el túnel de viento, los participantes simplemente “entran” al viento a través de una puerta abierta en la cámara de vuelo y lo hacen con solamente inclinarse hacia delante y recostando su cuerpo en el viento.

Paracaídas: otra diferencia fundamental es que en los túneles de viento no vuelas un paracaídas. El paracaidismo al aire libre incluye un recorrido desde que se abre el paracaídas hasta que se aterriza en el suelo. A medida que adquieres experiencia en el mundo del paracaidismo, aprendes diferentes controles y maniobras con la campana. Por el contrario, los simuladores de caída libre se centran únicamente en el aspecto de vuelo corporal de la actividad.

Edad: volar en el túnel de viento es adaptable a cualquier edad a partir de los 4 años mientras que en el paracaidismo, por lo general se requiere que el volador tenga al menos 16 (tanto para salto tandem como para hacer el curso de paracaidismo).

Clima: el paracaidismo depende de las condiciones metrológicas. Las zonas de salto tienen regulaciones climáticas específicas basadas en los vientos, las nubes y la temperatura lo que puede llegar a posponer o cancelar las operaciones de salto en paracaídas en un día o por periodos prolongados de tiempo incluso. En los túneles de viento, sobre todo en los de circuito cerrado, eso no pasa y pueden funcionar todo el año independiente de la previsión del tiempo.

Reserva tu vuelo de principiante en MadridFly y consigue 15% de descuento con el código vivirenlasnubes

para aplicar el descuento, introduce el código en el momento del pago

¿Volamos pegados a alguien?

Normalmente el primer salto en paracaídas se hace en tandem con un monitor experimentado. Esto implica que vas unido al instructor mediante un arnés que os conecta a los dos. Durante la caída libre, el pasajero estará debajo del instructor y este es quién hará todo el “trabajo” del salto en términos de vuelo.

El paracaidismo de interior elimina esta necesidad de ir con alguien pegado como en el vuelo tandem. Incluso los primerizos pueden experimentar la sensación de mover su propio cuerpo. En todo caso, las primeras veces un instructor te acompañará en la cámara de vuelo para auxiliarte y que disfrutes la experiencia con seguridad hasta que aprendas a mantenerte solo en el flujo de viento.

LA INFLUENCIA DEL TÚNEL DE VIENTO EN EL PARACAIDISMO

El paracaidismo de interior ha revolucionado el paracaidismo al aire libre. Como comenté antes, la caída libre dura entre 45 – 60 segundos (este tiempo puede aumentar y disminuir según la altura del salto y la modalidad practicada).

Los túneles permiten a los paracaidistas centrar sus habilidades de vuelo en un área más pequeña – aumentando su precisión – y durante más tiempo. Hoy, lo que solía llevar a un paracaidista miles de saltos y años de entrenamiento, se puede aprender en cuestión de horas de vuelo en el túnel. Los paracaidistas ya no están limitados a intervalos de 60 segundos / tiempo de trabajo ¡pueden volar por 10 minutos, 30 o incluso todo el día!

Cada minuto volado en el túnel es equivalente a 1 salto en paracaídas más o menos ¡haz las cuentas! Esto ha sido una adición fenomenal a la progresión y el futuro de este deporte. Los equipos ahora pueden entrenar para competiciones de paracaidismo y récords por un coste/tiempo mucho menor que si lo hicieran solo en el cielo.

Si bien los túneles de viento aumentan significativamente las habilidades de vuelo de los paracaidistas, no los entrena para ser más seguros en el cielo ya que no están concebidos para enseñar cosas propias del paracaidismo como el vuelo con la campana. Las escuelas de paracaidismo siguen siendo muy necesarias para capacitar a los voladores en estos aspectos del paracaidismo tradicional.

EL PARACAIDISMO DE INTERIOR COMO DEPORTE

Al paso de los años, el paracaidismo indoor ha ido adquiriendo su propia identidad como deporte ya que no neceistas ser paracaidista para poder volar en el túnel de viento. Puedes convertirte en un volador increíble sin haber saltado nunca de un avión.

Las competiciones de paracaidismo indoor permiten a los voladores mostrar sus habilidades y competir con los mejores del mundo. Debido a que esencialmente la edad no es un problema para volar en el túnel de viento, niños de todas las edades se están convirtiendo rápidamente en los voladores más talentosos, lo que hace que el futuro de este deporte sea extramente brillante.

De hecho, ya hay iniciativas para convertirlo en deporte olímpico, una vez cuenta con modalidades bien estructuradas y reglas de competición desarrolladas. 

El crecimiento del paracaidismo de interiores está cambiando el mundo del vuelo corporal. Si bien existen numerosas diferencias entre los dos deportes, son iguales en el sentido de que ambos comparten la libertad de volar.

Tal vez saltar de un avión no es para ti, y estás buscando una alternativa. Tal vez eres un paracaidista que busca mejorar tu desarrollo en el deporte. Tal vez te encante las dos cosas por diferentes razones. Sea como fuere, el túnel de viento es un mundo apasionante que vale la pena conocer.

¿Estás listo para volar?

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

...

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.