Del miedo al coraje

Estás a punto de hacer un viaje desde el miedo total a lo desconocido hasta el riesgo gestionado de forma inteligente. Ese viaje incluye necesariamente varias paradas en el camino, entre ellas, descubrir los procesos de seguridad en la práctica del paracaidismo, manejo de emociones y un seguimiento e instrucción fiables que alimentará tu confianza.

Si bien el miedo representa un gran desafío ¡anímate! Cuando aprendes el verdadero papel del miedo, estarás mucho mejor equipado para escalar este muro que hay entre ti y tus sueños.  

EL MIEDO ES IMPORTANTE

Seamos realistas: si estás en una situación peligrosa y no estás en un estado elevado de excitación, eres un poco inútil.

Ciertamente no estás demostrando las habilidades de supervivencia que la naturaleza desarrolló durante millones de años para mantener tus pulsaciones. 

Fisiológicamente, la respuesta al miedo acelera tus respuestas a situaciones potencialmente peligrosas y te ayuda a hacer lo que necesitas hacer para mantenerte vivo e ileso, así que ama tu miedo. Está ahí para ti cuando nada más sirve.

EL MIEDO MOTIVA.

¿Asustado? Bien. Úsalo.

Puedes usar tu miedo como gasolina en el depósito de un coche. Deja que lo motive a hacer preguntas; desarrollar habilidades, buscar activamente información de personas más experimentadas; 

Escucha el miedo cuando te dice que es mejor que trabajes para mejorar tu plan de batalla; es lo correcto.

MANEJAR TU MIEDO ES UNA HABILIDAD CLAVE PARA LA VIDA

No todos los miedos son iguales. Está el tipo saludable, descrito anteriormente, y está el tipo paralizante. Afortunadamente, tus respuestas conscientes pueden evitar que el miedo se desvíe hacia ese territorio problemático.

Fuera del contexto que induce al miedo, trabaja en ejercicios de respiración a los que puedas volver cuando te enfrentes a ese monstruo en el campo de batalla.

EL MIEDO ES FLEXIBLE

Dado que el miedo es tan físico, tenemos que aprender a no dejar que los caballos salvajes de nuestros cuerpos nos lleven.

Para tener éxito, tenemos que aprender a controlar nuestras respuestas físicas lo suficiente como para no sentirnos abrumados por ellas y poder pensar con claridad a pesar de su presencia.

El miedo es flexible y responde a nuestra decisión consciente de reducir la velocidad. (El truco es tomar la decisión consciente de reducir la velocidad).

EL MIEDO ES PARTE DEL PROCESO

Si estás demasiado asustado, tan asustado que tu decisión consciente de reducir la velocidad y respirar simplemente no quiere funcionar, entonces tu miedo probablemente te esté diciendo que dejes de hacer lo que está haciendo. 

Cuando esa es la señal que recibes, puedes estar seguro de que es algo que realmente necesitas escuchar.

Deja a un lado tu ego y da suficientes pasos hacia atrás en el proceso para que tu miedo deje de darte esa señal. Cuando estés listo para seguir adelante, lo sabrás y te alegrarás de haber prestado atención a las luces de freno de tu cuerpo.

Aprender a manejar el miedo es fundamental en el paracaidismo y en la vida. Saltar en paracaídas es, de cierta forma, una terapia que te ayuda a navegar en tu relación con el miedo y las decisiones que debes tomar fuera y dentro del deporte. 

Superar tus miedos te ayudará a lograr tus sueños ¡y para mi no hay nada más emocionante que ver esa transformación! 

No dudes en dar este SALTO DE FE.

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

...

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.