8 Consejos para mantener a salvo en 2022

Uno de los mayores errores que cometemos en el paracaidismo es escuchar más a nuestro ego que a nuestro sentido común. Y muchos accidentes ocurren justamente por nuestra reticencia en admitir que no sabíamos algo para no parecer tontos. 

¡¿Y qué tontos parecemos cuando tenemos un accidente que podría haber sido evitado, verdad?!

Aprender de la experiencia de los demás seguramente es menos doloroso que ser uno mismo a aprender en sus propias carnes. Para que eso no ocurra, o al menos, evitar lo máximo posible, aquí van algunos consejos para ayudarte a mantenerte a salvo, sobre todo si acabas de aterrizar en el deporte y te sientes “invencible».

  1. Conoce el equipo

Comprender el equipo y cómo funciona es crucial. Cuanto más aprendas, más confianza tendrás, y tomarás mejores decisiones bajo presión. ¿Sabes, por ejemplo, cómo funciona un MARD / RSL o cómo se conecta?

2. Chequea y mantén el mantenimiento de tu equipo al día

Chequea tu equipo con regularidad y resuelve los problemas antes de que se conviertan en verdaderos problemas. Velcros desgastados, BOC sueltos, líneas que deben reemplazarse: todas las cosas pequeñas que pueden provocar grandes problemas. Romper un pequeño eslabón de una cadena puede evitar una fatalidad, y podría ser tan simple como un loop desgastado.

3. Presta atención en tu vuelo

Echa un vistazo a los que van contigo en el vuelo para que puedas contar las campanas y entender dónde están todos en el patrón. Ten en cuenta la separación de salida y los grupos que van antes y después de tu salida. Mira por la puerta antes de irte.

4. Progresa adecuadamente con la campana

Estamos constantemente alimentados con la idea de desear la versión más reciente, más fresca y de mayor rendimiento de lo que nos interesa. En paracaidismo, esa no siempre es una gran idea. Compra una campana que sea adecuada para tu experiencia y habilidades en este momento. Familiarízate con todas las posibilidades de tu campana y adquiere excelentes habilidades de pilotaje antes de considerar un cambio.

5. Invierte en conocimiento en el control de la campana

Invierte en habilidades de control de campana asistiendo a diferentes cursos. La gente paga grandes sumas de dinero por coaching en túnel  y caída libre, pero muchos no invierten en habilidades bajo campana. Hecho: es más probable que mueras bajo campana que en caída libre. Hecho: ser un mejor piloto puede ayudar a prevenir eso.

6. Si tienes una emergencia, no la jodas

Decide tu altura de liberación y estate preparado para hacer honor a ella cuando llegue el momento. Practica los procedimientos de emergencia hasta que sean tan naturales en ti como cualquier otra cosa. Una de las mayores causas de muerte año tras año, sigue siendo procedimientos de emergencia mal realizados o realizados a destiempo.

No dudes en utilizar tu reserva si tiene un mal funcionamiento. ¡Si tienes que pensar si tu campana es buena, claramente NO ES BUENA! No hay beneficio que ganar, y mucho que perder, si estás jodido tratando de «arreglar» el mal funcionamiento. ¿Para qué? Ponte bajo una buena campana reserva a una altura adecuada para que puedas descubrir tus opciones de aterrizaje.

7. Estate atento bajo campana

Localiza las otras campanas inmediatamente después de abrir y ved a tu zona de espera. No hagas giros en espiral. Si no eres capaz de quitarte los booties sin mirar, no lo hagas

Mantente al tanto de donde están las otras campanas. Imagina que son como los coches de choque de la feria y todos están dispuestos a ir a por ti, tu trabajo es evitar los problemas antes de que sucedan. Vuela un patrón de aterrizaje predecible. 

Elige siempre la zona de aterrizaje con menos tráfico. Calcula tu vuelo en el patrón para aterrizar solo. Las colisiones de campana en las zonas de aterrizaje son una de las causas más frecuentes de muerte y pueden evitarse si aterrizas en una zona donde estás solo.

8. Toma decisiones inteligentes

Sé un paracaidista adulto que piensa por sí mismo. Evita la trampa de la complacencia. Comprende, elige y administra los riesgos que tomas. 

Toma tus propias decisiones sobre si saltar, según las condiciones, el tipo de salto y cómo te sientes. ¿Tienes los ojos rojos, te sientes cansado? Tal vez sería mejor guardar el salto para otro día. ¿Tienes sinusitis? No te molestes. ¿Una nueva dropzone con una zona de aterrizaje difícil? Prueba hacer un salto bajo antes.

Estate alerta. Presta atención a lo que sucede a tu alrededor. Si ve a alguien volando de forma impredecible, por ejemplo, dale un amplio espacio. Si un saltador visitante parece desconcertado en el punto de embarque, pregúntale si puedes ayudar. Si las personas aterrizan en direcciones opuestas en el área de aterrizaje, elige aterrizar en otro lugar.

Hay una gran cantidad de información disponible sobre todos los aspectos del deporte. Busca la información que necesitas y deseas. Lee los informes de incidentes e imagina cómo podrías tú haber respondido en cada situación, para estar más preparado si algo te sucede. 

Asume la responsabilidad de tu propio aprendizaje. Haz cursos de campana, semanas de progreso intensivo, buen entrenamiento. 

Cuando saltas de un avión, eres completamente responsable de salvar tu propia vida, por lo que tiene sentido estar mejor preparado 🙂

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes 💙

No dejes que los posts pasen volando ¡suscríbete! y recíbelos en tu email:

Espacio Publicitario

...

Lo +visto

Quiero saber +sobre:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.