5 Mitos del Paracaidismo que debes Olvidar

paracaidista volandoSaltar en paracaídas es una actividad de aventura que está en la lista de deseos de muchas personas. Sin embargo, el miedo – y la falta de información – es uno de los principales factores que hacen que algunas personas aplacen la idea de vivir esta experiencia.

El origen de este miedo es, a menudo, por algunos mitos que han circulado desde siempre sobre el deporte. Y para terminar de una vez por todas con ellos, aquí va una lista con los 5 mitos más difundidos sobre el paracaidismo que en realidad no son verdad. ¡Echa un ojo!

Mito 1: cuanto más altura, mayor es el peligro

En un salto en paracaídas, los saltos que se hacen a más altitud son también muy seguros. Los equipos que se utilizan para saltar son muy modernos y están fabricados con gran cuidado. Además, la tecnología mejora aún más la seguridad en este deporte.

Con una altitud mayor, el tiempo de caída libre también aumenta – otra razón por la que los paracaidistas prefieren hacer saltos a gran altura, ya que pueden disfrutar mucho más de la sensación de volar. ¡O sea, cuanto más alto mejor!

Mito 2: No se puede respirar durante la caída libre

En un salto tandem por ejemplo, la impresión hace que el pasajero piense o sienta que no puede respirar. Pero, la respiración en caída libre se hace normalmente, lo que echa por tierra este mito. Sin respirar, el paracaidista no sería capaz de poner en práctica los ejercicios y procedimientos a la perfección y eso haría que no pudiera disfrutar completamente de la caída libre. Así, que en tu próximo salto, olvídate de eso y ¡respira con normalidad! Así quién sabe descubrirás que huele las nubes 😉

saltos_en_paracaidas_blog_vivir_en_las_nubes
Scubadive | Paracaidista Melushell Marius saltando con respirador de buceo

Mito 3: se puede hablar durante la caída libre

A pesar de que se puede respirar con normalidad, hablar en una velocidad tan alta – superior a veces los 200km/h – solo es posible en las películas. Esto es debido a que el ruido del viento es tan fuerte que es difícil escuchar ningún sonido que no sea el del viento. Para la comunicación durante un salto, los paracaidistas usan diferentes señales que hacen con la manos e indican desde la maniobra o dirección del salto hasta el momento en que van abrir su paracaídas. De todas formas, no hay que olvidar que la caída libre es tan emocionante y divertida que ¡no hace falta hablar, solo disfrutar!

le_llaman_bodhi_pelicula_de_paracaidismo
Hablar en caída libre es cosa de película | Foto: Le llaman Bodhi

Mito 4: y si el paracaídas no se abre

Quizá el más difundido y el que más miedo provoque a la hora de saltar. Aunque el paracaidismo es un deporte de riesgo, los accidentes son muy difíciles de ocurrir hoy en día. Una de las razones es que el avance en la tecnología de los equipos sobre todo, proporciona una mayor seguridad para el practicante.

Tanto en los saltos tandem, como los saltos de alumnos o paracaidistas titulados, todos los paracaídas están equipados con un dispositivo de apertura automático llamado ADD (Dispositivo de Activación Automática, traducido del Inglés) que activa el paracaídas de emergencia automáticamente a una altura de seguridad caso detecte que este no está abierto.

Cabe recordar que, en todos los casos es necesario que el practicante cumpla las normas de seguridad establecidas, así, no solo aumentará la seguridad de su salto sino también del de los demás. Además, a la hora de realizar un salto en paracaídas, es importante hacerlo con una empresa de confianza para que tu experiencia sea completamente segura.

Mito 5: usar máscara de oxígeno

skydive_dubai
Paracaidista saltando con una máscara de oxigeno | Foto: Skydive Dubai

Los saltos en paracaídas más comunes se realizan en aproximadamente entre 10 a 12.000 pies de altitud. A esta altura se puede respirar normalmente sin ayuda de máscaras. Solo por encima de 5000 metros es cuando es necesario el uso de oxigeno complementar para ayudar en la respiración y prevenir que los paracaidistas sufran hipoxia – cuando la concentración de oxigeno es muy baja en los tejidos humanos.

Por lo tanto, en un salto convencional, no hay necesidad de usar máscaras de oxígeno.

¿Conoces algún otro mito sobre el paracaidismo? ¡Cuéntanos en los comentarios! Y si te ha gustado este post, no olvides compartir 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s