[VÍDEO] Entrevista con los SkyPollos

skypollos_windobona_entrevista_blog_vivir_en_las_nubes

Pio Pio En casi todas las zonas de saltos a los novatos se les llama “pollos” “pollitos” porque terminar el curso AFF es un hecho similar a salir del cascarrón.

Un pollito inocente y  deseoso de conocerlo todo, aprenderlo todo… pero sobre todo ¡con ganas de volar del nido!

Otra de los motivos por los que los pollos son pollos, es también porque desde el AFF y hasta que llegan a sus 25 saltos, momento en el que logran su esperada licencia A, usan un característico mono de saltos amarillo, que les hacen más pollitos aún. El color del mono es adrede y es amarillo para que se les pueda ver y reconocer fácilmente por lo demás paracaidistas.

Es como llevar la L en el coche después de sacarte el carnet. Más que por pollo, es por seguridad, así todos saben que por ahí va un paracaidista recién graduado.

Y con base a esta idea de juntar a los novatos, nace en SkyTime [Castellón] el grupo SkyPollos cuya finalidad es acoger y ayudar a paracaidistas novatos que se acaban de sacar el AFF.

El nombre, bastante usando en el día a día de la dropzone por Nacho Ruiz, paracaidista habitual de SkyTime, quedó grabado entre todos hasta que Klara Branchadell y Kike Arias decidieron organizarse como grupo de verdad y llevar el nombre un paso más allá:

“Queremos que no se sientan solos y tengan un grupo de gente de su mismo nivel y más avanzado a quienes poder preguntar dudas (sus respuestas siempre están respaldadas por instructores) y con quien poder quedar, saltar, aprender y pasarlo bien. De todos modos, cualquiera que quiera aprender y viva en la filosofía de la seguridad, el aprendizaje y de pasarlo bien en este deporte, ¡es bienvenido!”

skypollos_paracaidismo_entrevista_blog_vivir_en_las_nubes

El primer evento llegó en diciembre de 2017 – El Chicken Boogie – que contó con la participación de 17 paracaidistas de entre 25 y 100 saltos. Un evento gratuito cuya “cuota de inscripción” fue comprar una de las camisetas del grupo y con el dinero recaudado pagaron al LO, que esta ocasión fue Willy Ramos, el papá pollo por excelencia desde siempre.

El evento estuvo centrado en briefings de seguridad y saltos organizados con el LO, en su mayoría estrellas y trabajo relativo.

Ya en el segundo boogie, en septiembre de 2018, ampliaron la participación a paracaidistas de hasta 150 saltos ya que muchos “pollos” empezaban con el freefly y necesitaban espacio para empezar con seguridad. Willy repitió como LO y se sumó al evento Paloma Granero, voladora experta con mucha experiencia.

Post relacionado: AFF N1: Houston, tenemos un problema.

Aprovechando el paso de Klara, Marina y parte del grupo por Windobona para hacer su primer tunnel camp, he hablado con ellas y que nos contara más sobre su proyecto.

¡Espero que os guste la entrevista!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s