Aterrizaje Fuera de Zona

landing_off_portada_blog_vivir_en_las_nubesCasi todos los paracaidistas tendrán que lidiar eventualmente con un aterrizaje fuera de zona. Puede ser el primer salto o en el salto 10.000, pero la mayoría de nosotros,  en algún momento de nuestra carrera deportiva, echaremos de menos nuestra zona de aterrizaje.

En casi cualquier zona de saltos hay paracaidistas que pueden contarte sus hazañas aterrizando en tierra de nadie.

Los paracaidistas se sienten mucho más cómodos aterrizando en zonas familiares y fáciles de manejar como las de su zona de saltos habitual. Puede ser una experiencia aterradora  incluso si un aterrizaje fuera de zona se produce en un área más grande que la zona de aterrizaje habitual. En el SIM (USPA Skydiver’s Information Manual) en la sección 5-1 ofrece algunos consejos útiles sobre este tipo de aterrizaje:

  • Evita un fuera de zona todo lo posible
  • Decide pronto tu zona de aterrizaje
  • Planifica el descenso con el paracaídas (patrón de aterrizaje)
  • Busca y verifica cuidadosamente las zonas alternativas
  • Ten una “salida” para tu zona alternativa
  • Mantén el control sobre tu navegación con la campana
  • Respeta las propiedades y los propietarios

Los aterrizajes fuera de zona son casi siempre el resultado de la falta de atención del paracaidista durante la salida o en caída libre. Antes de embarcar, debes saber qué viento hace en altura, cuál será el salto, tu posición  en el avión antes de salir y en el momento de la apertura. Puedes evitar salir del avión demasiado lejos de la zona de aterrizaje simplemente sabiendo cómo detectar y mirar hacia abajo antes de saltar.

Pide otra pasada si estás muy lejos. Además, si eres parte de un grupo y no puedes ver el spot personalmente antes de salir, echa un ojo justo después de que salgas. Si es seguro hacerlo, puedes abrir antes si tu grupo está a una gran distancia de la zona de aterrizaje. El tiempo extra bajo campana puede ayudarte a volver. Sin embargo, ten en cuenta que en algunos saltos de grupo, seguir el plan del salto y separación es más importante para la seguridad de todos que volver a la zona de aterrizaje prevista.

Tu primera tarea después de comprobar que tienes una campana  totalmente controlable es evaluar tu posición sobre el suelo, seleccionar una zona de aterrizaje y empezar el  patrón de aterrizaje. Si puedes aterrizar en la zona designada ¡genial! Pero si estás lejos, debes seleccionar un área alternativa a la que puedas llegar. En este punto, olvídate de tratar de acercarte a la zona de lanzamiento y céntrate en encontrar un espacio alternativo seguro que funcione para ti en función de tu posición actual y la dirección del viento.

Una vez que hayas seleccionado la zona, elige el mejor punto de aterrizaje dentro del área  y planifica tu descenso y el patrón que utilizarás para aterrizar según tu objetivo. Tu punto de aterrizaje debe estar en un espacio abierto que proporcionará el aire más suave para el aterrizaje. Si aterrizas solo a sotavento de árboles u otros obstáculos, hay una buena probabilidad de que experimentes turbulencias y posiblemente aterrices duro. Es mejor seleccionar un lugar que esté libre de obstáculos en contra del viento.

A medida que avanzas hacia la zona alternativa seleccionada, sigue buscando otras opciones de área de aterrizaje y escanea cuidadosamente el área de aterrizaje seleccionada. Si descubres obstáculos que no puedes ver desde una altitud superior, deberás planificar un aterrizaje que evite los obstáculos o seleccionar una ubicación completamente nueva. Cuantas más opciones crees para ti, mejor.

landing_off_vivir_en_las_nubes_blog_de_paracaidismo
Buscas zonas alternativas sin obstáculos

El vuelo a medio freno puede ser una herramienta valiosa para usar en un fuera de zona, por lo que practicarlo con frecuencia puede hacer que esta técnica se convierta en una forma de vuelo con campana natural. Al disminuir la velocidad de avance y la velocidad de descenso, te das más tiempo para configurar tu patrón de aterrizaje, y conservarás la altitud durante los giros.

Una vez hayas aterrizado, sé respetuoso con la propiedad y su propietario. Si dañó algún cultivo o propiedad, comunícalo al propietario de la tierra y haz las reparaciones necesarias (el seguro federativo normalmente incluye este tipo de situación). Evita aterrizar en campos con vacas u otros ganados, si es posible.

¡Sorprender a una manada podría provocar que un animal se hiera a sí mismo (o a ti, en realidad)!

Los aterrizajes fuera de zona pueden ocurrir en cualquier momento. Tener un plan sólido en su lugar y usar el buen juicio te ayudará a garantizar que regreses a la zona de lanzamiento de una pieza y sin un nuevo  apodo.

Después de todo, ¿quién quiere pasar el resto de su carrera en el paracaidismo conocido como “Cazador de conejos”?

¿Has tenido alguna experiencia con un fuera de zona? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Y si te ha gustad este post, no olvides compartir 🙂

Fuente: Landing Off | Traducción y Adaptación: Paulinha


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s